martes, 22 de julio de 2014

El TS confirma condena por blanqueo a colaborador del phishing


Recordamos, antes de nada, que respecto al tratamiento penal de las mulas en el delito de phishing ya hablamos en ESTE POST.

Si la recomendación, para las acusaciones, pasaba por calificar alternativamente entre estafa y blanqueo imprudente, este auto reitera esa línea.

El Auto del Tribunal Supremo 791/2014, de 23-I, ponente Excmo. Miguel Colmenero Menéndez de Luarca, inadmite a trámite un recurso de casación, confirmando por tanto la previa condena de la Audiencia de Málaga por un delito de blanqueo (301 Cp).

Los hechos que el TS recalca como justificadores de la condena y que son clonados entre todas las conductas de phishing en cuanto a los autores “mulas”, son los siguientes:
1) Declaración del acusado. El acusado afirma que le dijeron anónimamente que abriera una cuenta en un banco, que recibiría un dinero (3.100 euros) en dicha cuenta y que tenía que sacarlo inmediatamente y enviarlo por medio de Western Union a una persona desconocida residente en el extranjero, tras retener él, 100 euros. 2) Documental que acredita que se efectuó una transferencia de 3.100 euros desde la cuenta que tenía Adolfina en la entidad La Caixa a la cuenta que había abierto el acusado en la misma entidad. 3) Declaración testifical de Adolfina indicando que ella no autorizó la transferencia de este dinero, desconociendo cómo habían podido obtener sus claves y datos para ello. 4) Declaración testifical del Director de la Sucursal bancaria donde el acusado abrió la cuenta. El testigo indica que le produjo extrañeza que el acusado le pidiera información sobre si podía sacar dinero en metálico que le iban a mandar de una cuenta que iba a abrir en ese momento.

No se ha producido la lesión del derecho a la presunción de inocencia porque el Tribunal de instancia ha valorado y ponderado racionalmente las pruebas practicadas, sin separarse de la lógica, los conocimientos científicos o las máximas de experiencia para afirmar que el recurrente conocía que el dinero transferido no tenía un origen lícito y que se benefició económicamente de la transacción propuesta, con el objeto de ocultar el destinatario final del dinero transferido. Las explicaciones dadas por el recurrente respecto a la operación económica propuesta no son lógicas y denotan que conocía la ilegalidad de la misma. El recurrente admite ser comercial como profesión y que aceptó la propuesta "anónima" porque estaba en paro. La aceptación de una propuesta económica, por una persona desconocida, y que condiciona la transmisión de dinero a un tercero, del que no se aportan datos fiables, resulta un indicio suficientemente claro de que el dinero entregado no tenía un origen lícito, y que pese a ello, el recurrente se benefició económicamente de dicho ofrecimiento.”.

La única duda que queda, ya que la pena (1 año de prisión, 5000 € de multa e indemnizar a la Caixa en 3100 €) y la descripción de los hechos puede traer causa tanto de una condena de la Audiencia de Málaga por delito doloso o imprudente. De hecho, desde el momento en que el TS dice que el recurrente “conocía que el dinero transferido no tenía un origen lícito”, queda abonado el camino a una condena por dolo directo o eventual y no simplemente imprudente.

Si la materia es de vuestro interés, podéis seguir otros enlaces similares con las etiquetas que constan al final del post o usando el buscador que aparece en el lateral derecho. También, si es de vuestro gusto y deseáis estar informados al instante sobre las novedades de este blog, podéis seguirlo suscribiéndoos en el lateral derecho del blog, o en

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada