domingo, 7 de junio de 2015

La nueva legislación antiterrorista (la LO 2/2015)


El 31-III-2015 se publicó en el BOE la LO 1/2015, de reforma del Código penal, que entrará en vigor el 1-VII y que a falta de un post, relativo a los delitos contra la propiedad intelectual, industrial, el mercado y los consumidores, ya está examinada al completo en este blog y la LO 2/2015, mucho más breve, que retoca los arts. 571-580 Cp en materia de terrorismo y para adaptar la regulación a los delitos relacionados con las nuevas tecnologías (acceso a secretos y daños informáticos) y a la nueva ola de terrorismo árabe exacerbado. La LO 2/2015 sepuede consultar aquí.

La Sección 1ª, De las organizaciones y grupos terroristas, queda ahora compuesta por los dos primeros artículos.
El art. 571 Cp viene a coincidir con el antiguo 571. 3 Cp, dando la definición de lo que se considera organización o grupo terrorista. Se remite al art. 570 bis 1 para el concepto de “organización” (estable y de larga duración) y al art. 570 ter 1 para el de “grupo” (ausente de las notas de larga permanencia en el tiempo y una estructura más simple).

El art. 572 Cp en su apartado 1 es igual al antiguo 571. 1 Cp, mientras que el apartado 2 es igual al antiguo 571. 2 Cp (respectivamente los promotores/creadores/organizadores/directores frente a los partícipes activos).

La Sección 2ª es la relativa a “De los delitos de terrorismo”.
El art. 573 Cp está notablemente reformado. En el párrafo 1 se da un listado bastante amplio de delitos comunes y se considera que si se comete uno de ellos y concurre una de las finalidades siguientes hay terrorismo. Las finalidades son: 1) Subvertir el orden constitucional, suprimir o desestabilizar el funcionamiento de las instituciones, etc., 2) Alterar gravemente la paz pública, 3) Desestabilizar el funcionamiento de una organización internacional, 4) Provocar un estado de terror a la población o parte de ella.
En el párrafo 2 se señala que también se equiparan los delitos informáticos de los arts. 197 bis y ter y 264 a Quater Cp.
En el párrafo 3 también se remite a los demás delitos expresamente previstos en el capítulo.

El art. 573 bis Cp contiene en su párrafo 1 las distintas penas a imponer en función del delito efectivamente cometido. En el párrafo 2 cuando la víctima sea una de las personas del 550. 3 Cp (altas instituciones del Estado, jueces y fiscales), miembros de las FFyCCSEº y empleados penitenciarios. El párrafo 3 prevé las penas para los delitos informáticos del 573. 2 Cp y el párrafo 4 prevé las penas para los desórdenes públicos.

El art. 574 Cp viene a coincidir con el antiguo 573 Cp, delitos relativos al depósito y tenencia de armas y municiones, transporte, colocación, etc., pero ahora se divide en tres párrafos, se incluyen las armas nucleares y radiológicas y se elevan las penas.

El art. 575 Cp es una novedad.
En el párrafo 1 se castiga el adoctrinarse o adiestrarse militarmente, combate, preparación de armas y explosivos, etc.
El párrafo 2 castiga también al que busque su capacitación o adoctrinamiento para cometer uno de los delitos del capítulo (los informáticos, financiación del terrorismo, etc; no todo es aprender a poner bombas). Se da una definición “auténtica” o legal de lo que se entiende por capacitarse como es acceder de manera habitual a contenidos aptos para aprender o bien adquirir o tener en su poder documentos ideales para la colaboración con el terrorismo.
El párrafo 3 castiga al que con la finalidad de colaborar (eso excluye fines lícitos como el periodismo, por ejemplo) se traslade o establezca en país controlado por grupo u organización terrorista.

El art. 576 Cp, persecución de la financiación del terrorismo, refunde los anteriores 576 y 576 bis Cp.
En el párrafo 1 se castiga recabar fondos o bienes a sabiendas de que serán usados para los delitos de este Capítulo.
En el párrafo 2 castiga que efectivamente se pongan a disposición del responsable del delito de terrorismo. Aunque la redacción del párrafo 1 hace referencia a verbos consumativos, este párrafo 2 parece deslindar la tentativa para el 1 y la consumación para el 2.
En el párrafo 3 eleva las penas para delitos instrumentales (extorsión, falsedades documentales, etc.).
En el párrafo 4 es sumamente interesante. Castiga a quien teniendo el deber de prevenir la financiación del terrorismo (ver art. 2. 1 de la Ley 10/2010 de prevención del blanqueo y financiación del terrorismo) dé lugar al incumplimiento por imprudencia grave a que no pueda ser detectada o impedida dicha financiación.
En el párrafo 5 se prevé la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

El art. 577 Cp antes estaba previsto para terroristas solitarios. Se podría decir que es nuevo en parte.
Ahora el párrafo 1 castiga los actos de colaboración (información o vigilancia de personas, cesión o utilización de alojamientos, ocultación o traslado de personas, organización de prácticas de entrenamiento, etc.).
El párrafo 2 castiga a quien adoctrine, capte o adiestre para incorporar a la organización o grupo, a quien facilite el adiestramiento en fabricación o uso de armas o explosivos y se elevan todavía más las penas cuando la víctima fuese menor, discapaz o mujer víctima de trata con la finalidad de convertirla en cónyuge o análogo.
El párrafo 3 castiga estos hechos cometidos por imprudencia grave.

El art. 578 Cp se amplía.
El párrafo 1 viene a coincidir con el antiguo 578 Cp apartado único: enaltecimiento o justificación de los delitos o humillación o desprecio hacia las víctimas.
El párrafo 2 eleva las penas si se ha cometido por Internet, medios de comunicación o nuevas tecnologías.
El párrafo 3 eleva las penas si son óptimas estas conductas para perturbar la paz pública gravemente.
El párrafo 4 obliga a que si se ha cometido por Internet o nuevas tecnologías se borren los contenidos o se corte la conexión hacia la página correspondiente en la sentencia.
El párrafo 5 permite acordar las medidas durante la instrucción.

El art. 579 Cp en su párrafo 1 pena a quien difunda públicamente mensajes o consignas para que otros cometan estos delitos.
En el párrafo 2 se castiga al que ante una concurrencia de personas les incite a cometer estos delitos.
En el párrafo 3 se prevé la conspiración, proposición y provocación para cometer estos delitos.
En el párrafo 4 se prevé que los jueces puedan adoptar las resoluciones del 578. 4 y 5 Cp.

El art. 579 bis Cp prevé en su apartado 1 que se imponga además la inhabilitación absoluta y la especial para oficios educativos, docentes, deportivos y de tiempo libre.
El apartado 2 prevé obligatoriamente la libertad vigilada en cuanto salga de prisión (en otros delitos, como los sexuales, es facultativa).
El apartado 3 permite atenuar las penas con confesión de hechos relevante para impedir delitos, descubrir a otros criminales, etc.
El apartado 4 permite atenuar penas ante delitos de evidente menor entidad.

El art. 580 Cp es exactamente igual al antecesor (aplicación a los efectos de reincidencia de sentencias condenatorias de otro país).

Si la materia es de vuestro interés, podéis seguir otros enlaces similares con las etiquetas que constan al final del post o usando el buscador que aparece en el lateral derecho. También, si es de vuestro gusto y deseáis estar informados al instante sobre las novedades de este blog, podéis seguirlo suscribiéndoos en el lateral derecho del blog, o en

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada